Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un soldado al que creían inconsciente hace el saludo militar al recibir una medalla

soldado,EEUU,herido,Afganistán,saludo militar,Joshua Hargiscuatro.com

El soldado estadounidense de 24 años con graves heridas sufridas en combate en Afganistán se ha convertido en el héroe nacional, gracias a las redes sociales. Un comandante del Ejército de EEUU llegó al hospital, donde permanece Joshua Hargis lleno de tubos y vendajes desde hace semanas, para imponerle una medalla al valor. Todos creían que estaba inconsciente, pero al colocarle la condecoración sacó a duras penas la mano vendada e hizo el saludo militar a su superior.

La imagen que circula por Facebook fue colgada por la esposa de Joshua Hargis, y ha recibido miles de 'me gusta' provocando la solidaridad de los internautas estadounidenses, conmovidos tras conocer su historia.
El soldado fue herido en un combate a inicios de octubre en Afganistán, donde murieron cuatro de sus compañeros, según ha publicado la CNN.
Hargis ha tenido que ser sometido a varias operaciones y permanece en un hospital de Texas en estado grave.
El momento de su saludo militar colgado en la red provocó las lágrimas de muchos de los presentes en la sala y ha tenido gran repercusión en los medios estadounidenses.
"No puedo transmitir a usted el nivel de emoción que viví en la unidad de cuidados intensivos ese día. Los hombres comenzaron a llorar y nos quedamos sin palabras ante un gesto que habla mucho sobre el valor y el carácter de Josh", dijo el comandante que entregó la condecoración.
Ni la familia, ni los militares han revelado detalles sobre las heridas del soldado condecorado, pero  pero el padre de Joshua, Jim Hargis, ha contado a la CNN que su hijo ha perdido ambas piernas al pisar un artefacto explosivo.