Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuando el sol da una tregua, la gente invade las calles

Cuando a las siete de la tarde los termómetros aun marcan 42 grados puede imaginar que será complicado dormir. En Sevilla y Granada saben muy bien de noches tropicales, aquellas en las que la temperatura no baja de los 20 grados. Las terrazas y parques se llenan de gente por las noches, cuando el sol da una tregua, el único momento para refrescarse. Para algunos la solución tiene forma de ventilador, ventanas abiertas o aire acondicionado, lo que sea para sobrevivir a otra noche tropical.