Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El piloto del avión siniestrado intentó abortar el aterrizaje segundos antes del impacto

   La tripulación del avión Boeing 777 siniestrado este sábado en el Aeropuerto Internacional de San Francisco intentó abortar la maniobra de aterrizaje apenas unos segundos antes de impactar contra el dique del principio de la pista del aeropuerto, según se desprende de los registros del propio aparato, analizados por la Junta Nacional de Seguridad del Transporte estadounidense (NTSB, por sus siglas en inglés).

La presidenta de la NTSB, Deborah Hersman, ha revelado en rueda de prensa desde el propio aeropuerto de San Francisco que no hubo ninguna señal previa de que hubiera problema alguno relacionado con el avión hasta que 7 segundos antes del impacto la tripulación intentó acelerar. Hersman ha señalado que los datos recogidos hasta el momento revelan que el aparato se desplazaba "significativamente por debajo" de la velocidad necesaria.
   Los pilotos intentaron entonces iniciar una maniobra de aterrizaje frustrado --que incluye aceleración-- apenas un segundo y medio antes del impacto. Los controladores se percataron entonces del problema, pero sólo para ver cómo el avión impactaba contra el dique, un muro de hormigón que separa la pista de aterrizaje del mar.
Dos jóvenes fallecidas
Mientras se aclaran las causas finales del impacto, los sesenta heridos en el accidente tratan de recuperarse de sus heridas. Diez de los heridos, entre ellos una niña, se encuentran en estado crítico.
Nada se pudo hacer por dos jóvenes chinas de 16 años que iban a un campamento. Iban sentadas en la parte de atrás de la nave y murieron en el impacto.