Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 14 sicarios muertos en un tiroteo contra la Policía en el estado mexicano de Veracruz

Al menos 14 personas, identificadas todas ellas como sicarios del narcotráfico, han muerto a última hora de ayer lunes en un enfrentamiento con militares y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) ocurrido en el municipio Jesús Carranza del estado mexicano de Veracruz, según han informado fuentes policiales al diario 'Proceso'.
Además de los 14 sicarios fallecidos, un Policía municipal sufrió una herida de bala pero su estado no reviste gravedad, según ha confirmado el Gobierno mexicano.
El enfrentamiento tuvo lugar a las 16.30 de ayer -- hora local, las 23.30 en España -- cerca del Puente Suchilapan, cuando "una patrulla de la Policía estatal fue agredida a balazos por un grupo que se encontraba escondido detrás de un montículo", según la nota oficial.
Los agentes pidieron apoyo y recibieron la asistencia inmediata de policías estatales auxiliados por elementos de la Marina y de la Policía Municipal de Jesús Carranza para localizar a los presuntos delincuentes y proceder a su detención.
Sin embargo, al llegar al lugar "fueron agredidos por el mismo grupo, del cual cayeron abatidos 14 y un número no determinado se adentró en el monte", donde continúa su búsqueda.
En el lugar del ataque la Policía mexicana se incautó de 12 fusiles AK-47 calibre 7.62 mm, un fusil HK calibre 7.62 mm y un fusil Barret calibre 50, con capacidad para destruir vehículos blindados.
Desde hace algunos años, Veracruz, en el sureste del país, vive una ola de asesinatos y desapariciones ligados a las pugnas entre violentas bandas del crimen organizado que se disputan el control de las rutas del narcotráfico hacia Estados Unidos y otros delitos como el secuestro y el robo de combustible.