Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Sea cual sea mi sentencia, no hay sentencia justa cuando se pierde una vida"

Colgó su confesión en internet y su mensaje de "he matado a un hombre" dio la vuelta al mundo. Ahora, dos meses después, Matthew Cordle ha sido condenado a seis años y medio de cárcel y a quedarse sin el carnet de conducir de por vida. En su alegato final, tras escuchar a la hija de su víctima aseguraba: "Sea cual sea mi sentencia, no hay sentencia justa cuando se trata de la pérdida de una vida".