Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fuerzas de seguridad iraquíes dispersan una protesta para condenar el secuestro de una periodista

Las fuerzas de seguridad de Bagdad han disparado y utilizado gases lacrimógenos para dispersar una serie de protestas convocadas en la capital iraquí para condenar el secuestro de la periodista iraquí Afrá Shauqi al Qaisi, llevada de su propia casa la semana pasda.
Los manifestantes se han concentrado en la plaza Al Hurriya, donde las fuerzas de seguridad han actuado para dispersar la protesta. Según los presentes, un manifestante ha resultado herido en la cabeza por un disparo, según recoge el portal de noticias Iraqi News.
El Observatorio Iraquí por los Derechos Humanos (OIDH) ha señalado que los manifestantes se han acercado a la Zona Verde, una de las áreas con más seguridad de la capital, donde se encuentran numerosas embajadas y las instalaciones del Gabinete.
El OIDH ha responsabilizado directamente al Gobierno por los heridos y ha instado a abrir una investigación "inmediata" en torno al asalto en la vivienda de la periodista, así como que dé información acerca de la periodista secuestrada y de los manifestantes detenidos, cuya cifra no se ha detallado.
Al Qaisi, crítica con el Gobierno del primer ministro, Haider al Abadi, escribe para varios medios, entre ellos el diario saudí 'Asharq al Awsat'. Varios asaltantes irrumpieron en su vivienda en el barrio de Saidiya, una zona de mayoría suní ubicada en el sur de la capital iraquí, Bagdad.
La familia de la periodista ha explicado al jefe del Observatorio de Libertades Periodísticas de Irak, Ziad al Ajili, que los hombres armados entraron vestidos de civil y diciendo pertenecer a las fuerzas de seguridad.
"Separaron a los niños de su madre después de entrar por la fuerza en la casa y llevarse dinero, joyas, ordenadores y coche", ha dicho Al Ajili. Su marido se encontraba fuera de la vivienda.
Periodistas iraquíes han organizado varias manifestaciones en apoyo a su colega durante la jornada. El lunes, Al Qaisi publicó en el diario digital Aklaam un artículo sobre la impunidad de los grupos armados.
La organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF) ya expresó su "profunda preocupación" por el secuestro de la periodista, reclamando a las autoridades que hagan todo lo posible para localizarla cuanto antes.
"Expresamos nuestra profunda preocupación y condenamos enérgicamente este secuestro", señaló la redactora jefa de RSF, Virginie Dangles.
"Pedimos al primer ministro que mantenga su compromiso de hacer todo lo posible para encontrar a Afrá Shauqui y dar con los autores del secuestro", ha agregado.
Asimismo, la organización ha recordado que "es responsabilidad del gobierno iraquí mejorar la seguridad de los periodistas".
Irak es uno de los países más peligrosos del mundo para los periodistas. En 2016, siete han sido asesinados, como recoge el Balance Anual de RSF.
Irak aparece además en el lugar 158, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de esta organización.