Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia, tras el ataque en Siria: "EEUU es el país más impredecible del mundo"

Rusia, tras el ataque en Siria: "EEUU es el país más impredecible del mundo"Reuters

El ataque que llevó a cabo Estados Unidos contra la base aérea de Shayrat, propiedad del Ejército sirio, demuestra al Kremlin que el país norteamericano es "el más impredecible del mundo" al entender que este bombardeo no tiene ningún sentido práctico dado que Estados Unidos había manifestado su interés en investigar la relación de esta base con la matanza con armas químicas en Idlib.

"Eso no tiene nada que ver en absoluto con los intentos de conocer qué pasó con las armas químicas ni con pasos algunos en la investigación", ha declarado la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Maria Zajarova, a la cadena de televisión Rossiya 1.
La diplomática recordó que fue el propio Gobierno estadounidense quien había pedido que se investigara la procedencia de los aviones que atacaron con armas químicas la localidad de Jan Sheijun, y que podrían haber despegado de esta base. Por ello, Zajarova reconoció su perplejidad ante el hecho de que Estados Unidos decidiera destruir la base en lugar de obtener datos adicionales.
Por otro lado, el presidente del Comité de Defensa del Senado ruso, Victor Ozerov, ha estimado que este ataque norteamericano no parece ser el prolegómeno de nuevos bombardeos, pero advirtió de que cualquier "acción futura" de la Administración Trump en este sentido podría destruir cualquier conato de normalización de las relaciones con Rusia.
"Me cuesta creer que Estados Unidos espere reanudar las relaciones si se repitan estos ataques", ha manifestado en declaraciones recogidas por la agencia de noticias rusa RIA Novosti.
De acuerdo con el gobernador de Homs, Talal al Barazi, esta operación de EEUU causó siete muertos, incluidos dos civiles, mientras que una fuente del Ejército sirio informó de diez militares fallecidos.