Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El romance de Hollande, ¿un asunto de Estado?

El presidente francés, François Hollande, comparece esta tarde en su habitual rueda de prensa al comienzo del año en la que tendrá que enfrentarse a los más de 500 periodistas acreditados, todos interesados por su vida privada. Y es que Hollande acapara estos días las páginas de la prensa rosa por su supuesto romance con la actriz, Julie Gayet, que ha llevado a cuestionar su seguridad y a su actual pareja, Valérie Trierweiler,  a ingresar en un hospital. Podrás seguir la rueda de prensa en directo en Telecinco.es

Su supuesto romance con la actriz Julie Gayet ha trascendido el ámbito privado y es ya un asunto de estado que cuestiona la protección del presidente del país. No sólo preocupa que el mandatario se haya podido reunir con su presunta amante sin apenas seguridad, si no que el piso de las citas tiene incluso una relación indirecta con la mafia corsa. A esto hay que añadir la situación de la todavía primera dama. Valérie Trierweiler permanece hospitalizada por ansiedad tras la publicación de la aventura de Hollande.
Quizás así empezó la historia de amor entre la actriz de 41 años y el presidente, de 59. Con semblante embelesado, Julie Gayet narra en 2012 en un video clip de la campaña del entonces aspirante a presidente, el día en que conoció al mandatorio y como le cautivó su oratoria y su humildad.
Qué tiene Francois Hollande que enamora a mujeres de altura es algo que hasta ahora no interesaba a los franceses, respetuosos con la vida privada de sus presidentes. Si hay consecuencias, aún son imprevisibles.
Desde la larga relación con su compañera socialista Segolene Royal, madre de sus cuatro hijos, con la que nunca se casó por incompatibilidades, ambos diputados, pero que tanto le valió en su ascensión política, hasta el recambio con el que llegó al Elíseo. La periodista, Valérie Trierweiler, primera dama oficial, de 48 años y que ahora aparentemente está relegada al otro lado del palacio.
Dicen que alentado por su hijo mayor, parece que el presidente francés ya ha consolidado la relación con Gayet, madre de dos hijos y separada, con visitas continuas hace meses al polémico apartamento cercano a la residencia oficial. A finales de año ella se apresuró a denunciar el rumor que como la pólvora corría ya por internet.