Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Impresionantes imágenes de un rescate en el mar Egeo

Otra noche más los equipos de rescate se adentran en el Egeo, frente a la pequeña isla de  Agathanisi, para intentar mitigar la pesadilla de miles de refugiados que vagan en sus aguas huyendo del terror.  Un barco madre escolta los pequeños botes con los que el personal de rescate se adentra en la oscuridad en la que saben hay refugiados luchando contra la muerte. Acaban de descubrir una pequeña embarcación volcada. No dudan en lanzarse en su ayuda.  No hay tiempo que perder. La prioridad, rescatar a los niños y a los ancianos. Los que menos probabilidad tienen de sobrevivir. La desesperación gobierna los intentos de alcanzar un lugar seguro. Una mujer embarazada de siete meses consigue subir a bordo del barco de salvamento, mientras otro operario acaba de salvar a dos bebés. Un hombre suplica que ayuden a los suyos. No hay tregua. Tras una zambullida viene otra. Hay más personas a punto de ahogarse. Rescate a rescate, el drama moja a cada uno de nosotros con esta demostración del difícil equilibrio entre la vida y la muerte en la que están sumergidos los refugiados sirios en aguas del Egeo. Bajo algunas mantas permanecen tres niños que no han sido recuperados sin vida. Los que corren mejor suerte alcanzan la cubierta ateridos y exhaustos. Sus lágrimas deberían romper cualquier corazón. El último en ser rescatado es este hombre. En total 12 hombres, 5 mujeres y tres niños rescatados con vida. Para los que han perdido a su hijos haber alcanzado Europa no es consuelo. Como tampoco lo será encontrarse con las barreras de la xenofobia y la burocracia que lastran su drama.