Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los republicanos no dan marcha atrás a sus posiciones

Obama. Foto: Reuterscuatro.com

El ejercicio fiscal arranca en EE UU el 1 de octubre y los republicanos han anunciado su rechazo a las cuentas del Gobierno demócrata de Barack Obama. La oposición se opone a la inclusión en el presupuesto de 2014 de la nueva ley de atención sanitaria universal, proyecto estrella de la primera legislatura de Obama.

Los demócratas, que controlan el Senado, han dicho que suprimirán los capítulos vinculados al 'Obamacare' y a una provisión impositiva para dispositivos médicos, que tiene como objetivo financiar el programa sanitario, y que enviarán una versión "limpia" de regreso a la Cámara de Representantes.

Mientras acecha el plazo de la medianoche del lunes que podría paralizar al Gobierno por escasez de fondos, colaboradores demócratas han señalado que el Senado aprobará con mayoría simple poco después de las 14:00 horas (20:00 hora española) la supresión de las dos enmiendas republicanas de la medida ligada a los fondos.

Los demócratas controlan el Senado con 54 de los 100 escaños que posee, incluidos dos senadores independientes.
Una vez aprobada su propuesta, la medida volvería a la Cámara de Representantes, donde  todo apunta que los republicanos, que tienen mayoría, no la van a refrendar, provocando así el 'cierre' del Gobierno, el primero en 17 años.