Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La relatora sobre Asesinatos Extrajudiciales de la ONU insiste en que su visita a Filipinas no es oficial

La relatora especial de Naciones Unidas sobre Asesinatos Extrajudiciales, Agnes Callamard, ha acusado al Gobierno de Filipinas de desinformación y ha insistido en que su visita al país del sudeste asiático no es "oficial", por lo que las críticas del Ejecutivo de Rodrigo Duterte no tienen argumentos válidos.
En un comunicado publicado este viernes, Callamard ha insistido en que se encuentra en el país "para participar en una conferencia académica sobre asuntos relacionados con las drogas". "Es algo rutinario para los relatores especiales visitar diferentes países para asistir a conferencias o actos, pero estas actividades no son visitas oficiales al país", ha señalado.
"Mi estancia actual en Filipinas no es una visita oficial, así que no hablaré sobre la situación del país y tampoco presentaré ningún informe al Consejo de Derechos Humanos", ha indicado.
El jueves, el portavoz del Palacio de Malacañang, Ernesto Abella, aseguró que desde el Gobierno estaban "defraudados" ante la visita de Callamard, debido a que la relatora "no contactó con el Ejecutivo antes de su visita".
"Rechazo el comunicado del portavoz del presidente, Rodrigo Duterte, que asegura que el Gobierno filipino no fue informado previamente de mi viaje al país", ha indicado la relatora. "El 28 de abril de 2017, el Gobierno fue oficialmente informado de mi visita al país para participar en una conferencia (...) y también de que no se trataba de ninguna visita formal", ha agregado.
Asimismo, la relatora ha asegurado que el Ejecutivo contestó a su notificación con sendas cartas, con fecha del 29 de abril y del 1 de mayo, con un acuse de recibo y con una reacción sobre su visita. "Los contactos sobre esta cuestión continuaron, por teléfono, correo y correo electrónico, entre mi oficina y la misión permanente de Filipinas hasta el 4 de mayo", ha aclarado.
En el comunicado, Abella criticó a Callamard por no haber aceptado una visita oficial al país previamente, a lo que la relatora también ha respondido, "cuestionando" tal afirmación. "El año pasado rechacé las condiciones que me impuso el Gobierno para la visita, ya que no cumplían ni con las normas ni con los métodos de trabajo del Consejo de Derechos Humanos", ha explicado.
"Estoy deseando mantener un compromiso positivo con el Gobierno de Filipinas sobre cuestiones de interés con respecto a mi mandato. Y sigo profundamente comprometida con la realización de una visita oficial al país", ha concluido.
El pasado mes de diciembre, el Gobierno de Filipinas decidió cancelar un viaje de la relatora, relacionado con la preocupante cifra de muertos en el marco de su conocida como 'guerra contra las drogas'.
El ministro de Asuntos Exteriores de Filipinas, Perfecto Yasay, explicó que la decisión de cancelar la visita de Callamard respondía a su negativa a aceptar las condiciones impuestas por el Ejecutivo de Duterte para la celebración del mismo.
Callamard había agradecido a Filipinas su invitación para examinar la situación de los asesinatos y ejecuciones sumarias, arbitrarias y extrajudiciales, razón por la cual tenía previsto visitar el país durante el primer trimestre de 2017.