Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cada vez son más las refugiadas sirias que huyen del conflicto solas con sus hijos

La organización humanitaria CARE ha registrado en los últimos meses un aumento del número de familias de refugiados sirios que cuentan con una mujer al frente, debido a que se ha producido un notable aumento del número de mujeres que huyen del conflicto solas con sus hijos.
En su informe "Ellas Solas: Cómo las mujeres de Siria tienen cada vez más responsabilidad familiar mientras luchan por sobrevivir", CARE ha hecho un análisis basado en cientos de entrevistas y de datos, mediante los cuales ha determinado que cada vez son más las mujeres sirias que viajan solas con sus hijos y familia.
La ONG ha denunciado que son estas refugiadas sirias las que más riesgo corren durante su travesía hacia Europa. Miles de ellas huyen cada día de la guerra en Siria, en un intento de escapar de la violencia y de las agresiones sexuales, además de para proteger a sus hijos.
Los maridos de estas mujeres por lo general han perdido la vida en el conflicto o las esperan en algún punto del recorrido hacia territorio europeo. Ellas, mientras tanto, viajan solas con varios niños a su cargo, haciendo frente a numerosos desafíos y dificultades durante el camino.
De acuerdo con los datos registrados por CARE, alrededor del 40 por ciento de los núcleos familiares de refugiados sirios en Jordania --que acoge a más de 600.000 solicitantes de asilo-- son responsabilidad de una mujer. En Grecia, donde hay más de 50.000 refugiados, el 50 por ciento de las familias que llegan al país desde Oriente Próximo están formadas por mujeres solas con sus hijos.
Las mujeres no son sólo uno de los colectivos más vulnerables durante la travesía hacia Europa, sino que también tienen a su cargo a niños y ancianos, por lo que "llevan ellas solas la carga de protegerse a sí mismas y a su familia", ha subrayado CARE.
"Las mujeres sirias son las víctimas invisibles de uno de los peores éxodos de toda la historia", ha incidido CARE en su comunicado. La gran mayoría de estas mujeres son muy jóvenes. Se estima que alrededor del 10 por ciento de las niñas sirias en Jordania son forzadas a casarse antes de cumplir los 18.
A pesar de que el nuevo rol de estas mujeres supone un cambio positivo en muchos aspectos para ellas, ya que son las que toman las decisiones y dirigen a su familia, el 95 de las refugiadas declaran que este nuevo papel familiar ha tenido consecuencias negativas para ellas.
Muchos sectores de la población refugiada siria no ven con buenos ojos que una mujer esté al frente de una familia, por lo que acosan y agreden a todas aquellas mujeres que viajan solas con sus hijos, ha denunciado CARE.