Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre se somete al primer trasplante de cráneo y cuero cabelludo

Un hombre se somete al primer trasplante de cráneo y cuero cabelludotelecinco.es

Un equipo del Centro del Cáncer MD Anderson de la Universidad de Texas y el Methodist Hospital de Houston (Estados Unidos) aseguran haber realizado el primer trasplante de cráneo y cuero cabelludo del mundo a un hombre al que el tratamiento de un cáncer le había dejado graves lesiones en la parte superior de la cabeza.

El paciente James Boysen, de 55 años y natural de Austin (Texas), recibió este trasplante de tejido craneoencefálico al mismo tiempo que se sometía a un trasplante de riñón y páncreas, lo que hizo que la intervención quirúrgica durara casi un día.
"Significa una nueva oportunidad en su vida", ha reconocido Jesse Selber, cirujano plástico que participó en esta compleja intervención, que ha explicado que las cirugías previas y la radioterapia a las que se había sometido le habían dejado una fuerte herida que "le llegaba hasta el cerebro".
La foto de Boysen después de la cirugía muestra como tiene puntos de sutura que hacen un anillo que rodea toda la parte superior de su cabeza, unos 2,5 centímetros por encima de las orejas, donde se unen el cráneo y el cuero cabelludo trasplantados.
Los tejidos trasplantados, así como el riñón y el páncreas, procedían de un mismo donante, lo que ofrece menos riesgos de que su organismo los rechace.
"Estoy sorprendido por lo bien que me siento y estoy eternamente agradecido, tengo otra oportunidad de volver a hacer las cosas que me gustan y estar con la gente que quiero", dijo Boysen, que fue dado de alta el jueves tras haberse operado el pasado 22 de mayo y ahora deberá pasar unas semanas ingresado en una residencia hasta recuperarse del todo.
La coordinación del trasplante llevaba dos años planificada, y en todo el proceso participaron más de 50 profesionales sanitarios entre microcirujanos, neurocirujanos y cirujanos reconstructivos, según informó el centro médico.