Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karzai admite haber recibido dinero de EEUU durante muchos años

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ha confirmado que el Consejo Nacional de Seguridad (CNS) ha recibido dinero de EEUU durante muchos años, pero ha rehusado detallar si procedía directamente de la CIA. Ya los medios estadounidenses habían denunciado que la CIA enviaba a Kabul grandes sumas de dinero al margen de la ayuda oficial.

"En CNS ha recibido apoyo del Gobierno de Estados Unidos durante los últimos diez años, no en grandes cantidades, sino en pequeñas cantidades", ha admitido, en una rueda de prensa celebrada en la capital finlandesa, Helsinki.
Karzai ha explicado que "el dinero estadounidense se ha usado para diferentes fines", entre los que ha mencionado operaciones de seguridad y programas de asistencia a los militares heridos en el conflicto armado.
"La ayuda ha sido muy útil y estamos agradecidos (a Estados Unidos)", ha concluido, en declaraciones recogidas por el portal de noticias Tolo, en el marco de la gira europea del presidente afgano.
El ex jefe de Gabinete de Karzai Jalil Roman ha confirmado a Tolo que "el dinero estadounidense era entregado a la Oficina Presidencial sin revelar de dónde venía".
Por su parte, el consejero de Seguridad Nacional de Karzai, Rangin Dadfar Spanta, ha indicado al portal afgano que desconocía la existencia de esos pagos y, por tanto, su origen y destino. "Acabo de enterarme hoy", ha sostenido.
Karzai se ha pronunciado después de que el diario estadounidense 'The New York Times' revelara que desde el inicio de la misión militar en Afganistán, en 2001, la CIA ha enviado a su oficina en Kabul grandes sumas de dinero con carácter mensual, al margen de la ayuda oficial.
Según han revelado varios asesores del presidente afgano, el "dinero fantasma" llegaba a través de maletas, mochilas e incluso bolsas de plástico llenas de fajos de billetes.
El objetivo era fomentar la influencia de la CIA en la región, sin embargo, sólo ha servido para promover la corrupción e incrementar el poder de los señores de la guerra. "La mayor fuente de corrupción en Afganistán ha sido Estados Unidos", ha sentenciado una de las fuentes.