Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente ugandés insta a investigar la participación de diplomáticos chinos en el tráfico ilegal de marfil

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, ha instado a la inspectora general del Gobierno, Irene Mulyagonga, a abrir una investigación sobre la posible participación de varios diplomáticos chinos en una trama de tráfico ilegal de marfil.
El 2 de mayo, Museveni se dirigió a Mulyagonga para investigar lo que denominó "indicios de actividad fraudulenta" en relación con la Autoridad de Fauna Silvestre de Uganda.
Los dos diplomáticos presuntamente involucrados, Li Wejin y Yinzhi, habrían colaborado para llegar a un acuerdo con funcionarios de Uganda para exportar marfil desde Congo, República Centroafricana y Sudán del Sur.
Museveni ha indicado, además, que la Autoridad de Fauna Silvestre habría expedido licencias a varios diplomáticos chinos para la exportación de pangolines, un mamífero que se encuentra en peligro de extinción, según ha informado la agencia de noticias turca Anatolia a través de su corresponsalía en el país africano.
No obstante, el embajador chino en Uganda, Zheng Zhu Qiang, ha negado cualquier tipo de participación por parte de los diplomáticos. "Estas acusaciones sobre la exportación de marfil no tienen ningún tipo de base", ha aseverado.
La investigación estudiará el robo de 1.300 kilogramos de marfil que fueron robados en 2014 a la Autoridad de Fauna Silvestre del país.
"Se trata de la primera vez en la que vamos a investigar la participación de altos cargos del Gobierno en relación con el tráfico ilegal de fauna silvestre por parte de extranjeros", ha afirmado la portavoz de la inspectora general, Munira Ali.