Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Vanuatu teme que la mayoría de la población se haya quedado sin casa

Vanuatu presidentecuatro.com

El presidente de Vanuatu, Baldwin Lonsdale, ha asegurado que la mayoría de la población del país se ha quedado sin casa tras el paso del ciclón 'Pam', que ha dejado un panorama desolador y ha destruido poblaciones enteras.

Lonsdale, que se encontraba en Japón en el momento del paso del ciclón y que ahora no puede volar hacia Vanuatu, ha pedido a la comunidad internacional ayuda para poder hacer frente a la crisis humanitaria a la que se enfrenta el país.
El mandatario ha explicado que 'Pam', de categoría 5 y con ráfagas de viento de más de 300 kilómetros por hora, ha destruido la mayoría de edificios, hospitales y escuelas del país en declaraciones a la cadena británica BBC.
Por el momento se han confirmado ocho víctimas mortales, aunque las autoridades han advertido de que este número será probablemente mayor cuando se alcancen las islas más remotas y se consiga reanudar la comunicación con determinadas zonas.
La población de Vanuatu, de unas 267.000 personas, está dispersa en 65 islas. Alrededor de 47.000 personas viven en la capital, Port Vila. Tras el ciclón, miles de personas han tenido que pasar su segunda noche en refugios o centros de acogida.
Lonsdale ha realizado una apasionada intervención en la Conferencia de la ONU sobre Reducción de Desastres en Japón, donde ha pedido ayuda a la comunidad internacional.
"Hoy os hablo con una gran tristeza", ha afirmado. "Estoy aquí para pedir ayuda en nombre del Gobierno y la población para poder hacer frente a este desastre", ha subrayado el mandatario.
MDSPGL20150314_0001