Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente del Senado se niega a dejar el cargo y acusa al Supremo de injerencia

El presidente del Senado brasileño, Renan Calheiros, ha defendido este martes su permanencia en el cargo tras la orden de destitución dictada por el Tribunal Supremo Federal (TSF) y ha acusado a esta corte de violar el principio de "separación de poderes".
Calheiros, imputado por un escándalo de corrupción, se ha negado a firmar la notificación de la orden judicial dictada el lunes, pendiente ahora de que el Supremo analice un recurso. "Sinceramente, creo que esto no se ve en ninguna democracia", ha afirmado ante los periodistas.
La Mesa de Dirección del Senado también se ha negado a aceptar la orden de momento, lo que profundiza en el conflicto abierto entre el Parlamento y la Justicia y amenaza con retrasar la aprobación de una serie de reformas impulsadas por el Gobierno de Michel Temer.
Calheiros ha cargado de forma especial contra el juez Marco Aurelio, al que ha acusado de "tomar una decisión monocrática a apenas nueve días de que termine el año legislativo", según la Agencia Brasil.
LOS CARGOS CONTRA CALHEIROS
El Ministerio Público acusa a Calheiros de utilizar a una empresa privada que ejercía de 'lobby' para que pagara la pensión de manutención a una hija que tuvo fuera de su matrimonio y de usar documentos falsos para encubrirlo, aunque este último cargo ha sido descartado.
El caso se destapó en 2007, cuando cualquier denuncia obligaba a dimitir, de modo que tuvo que renunciar a la Presidencia de la cámara alta, que ya ejercía en ese momento, pero pudo recuperarla años después gracias a los cambios legislativos.
La defensa de Calheiros ha argumentado que todo el caso debía haberse desestimado por falta de pruebas. "No hay evidencias suficientes", ha afirmado su abogado, según informa Agencia Brasil.
Calheiros, un aliado clave del presidente brasileño, Michel Temer, en el Congreso, esta previsto que sea sustituido este martes por el vicepresidente del Senado, Jorge Viana, senador del Partido de los Trabajadores (PT) de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.