Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente del Parlamento de Corea del Sur pide diálogo con Corea del Norte a la vez que se aplican sanciones

El presidente del Parlamento de Corea del Sur, Chung Sye Kyun, ha pedido este martes que el Gobierno surcoreano lleve a cabo un diálogo con su homólogo del norte al mismo tiempo que se aplican las sanciones impuestas al país vecino y a pesar de que éste suponga "una seria amenaza" a la paz de la región.
En un encuentro con más de una veintena de líderes de varios países europeos y asiáticos, Chung ha asegurado que "las acciones provocativas" de Pyongyang merecen efectivamente la aplicación de sanciones por parte de la comunidad internacional.
"No obstante, la experiencia nos dice que sólo las sanciones no resolverán la cuestión nuclear de Corea del Norte", ha indicado desde Seúl, según ha recogido la agencia surcoreana de noticias Yonhap.
"Creo que deberíamos esforzarnos en sentarnos y hablar con (Corea del) Norte en paralelo a las sanciones. Así es cómo podemos empezar a encontrar pistas para la solución", ha indicado.
La semana pasada Pyongyang solicitó a Seúl, en la peculiar forma de cuestionario, a que ponga fin a las sanciones que actualmente pesan sobre el Gobierno de Kim Jong Un, así como a los ejercicios militares que desarrolla con Estados Unidos, como condiciones imprescindibles para reanudar el diálogo entre ambos países.
El Gobierno norcoreano ha reclamado al presidente surcoreano, Moon Jae In, que adopte la "actitud correcta" respecto a la situación en la península.
El portavoz del Comité para la Reunificación Pacífica norcoreana criticó que "desde que tomó el poder, el actual mandatario surcoreano habla de la solución del problema mediante la ejecución de acuerdos intercoreanos y el diálogo, por una parte, y por la otra, sigue pronunciando palabras irritantes contra Corea del Norte".
Así, sostuvo que Moon está incumpliendo su promesa electoral de mejorar las relaciones bilaterales, cargando contra el presidente por pedir sanciones y medidas contra Pyongyang por sus últimas pruebas balísticas.
Las tensiones entre ambos países han aumentado en los últimos meses debido a las últimas pruebas balísticas realizadas por Pyongyang, que han provocado la condena de la práctica totalidad de la comunidad internacional.
En respuesta, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha dado por terminada la era de la "paciencia estratégica" y ha amenazado incluso con una intervención militar.
Corea del Norte justifica su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.
Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de enfrentarse entre 1950 y 1953.