Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 750.000 niños se podrían quedar sin suministros de agua en Ucrania, según UNICEF

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha advertido este viernes de que al menos 750.000 niños se podrían quedar sin suministros de agua potable debido a los crecientes combates en el este de Ucrania.
La organización ha asegurado que el reciente aumento de hostilidades ha dañado infraestructuras de agua. UNICEF ha denunciado que durante esta semana, cerca de 400.000 personas, entre ellas más de 100.000 niños, se quedaron sin suministros de agua potable durante cuatro días, después de que dos estaciones de filtración fueran destruidas en un bombardeo.
"Al menos tres millones de personas en el este de Ucrania dependen de infraestructuras de agua que se encuentran en la línea de combate. Pensamos que habrá más familias que sufran cortes de agua potable, lo que pone en un grave riesgo a los niños", ha señalado el director regional de UNICEF para Europa y Asia Central, Afshan Khan.
UNICEF ha advertido de que los niños que se quedan sin suministro de agua potable pueden contraer rápidamente enfermedades transmitidas por el agua, como la diarrea. Además, los niños que tienen que ir en busca de fuentes alternativas se enfrentan a sufrir abusos.
"Todas las partes del conflicto deben permitir que las fuentes de agua potable sean reparadas cuando sean destruidas y deben frenar inmediatamente el bombardeo a las infraestructuras vitales de los civiles", ha asegurado Khan.
La organización ha pedido a todas las partes del conflicto que vuelvan a comprometerse con el alto el fuego firmado en Minsk en 2015 y que respeten el Derecho Internacional Humanitario.