Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU confirma la muerte del periodista y de otro rehén en un intento fallido de rescate

El fotoperiodista norteamericano Luke Somers y el sudafricano Pierre Korkie, ambos asesinados por Al QaedaEfe

El sudafricano Pierre Korkie y el periodista estadounidense Luke Somers, secuestrados por Al Qaeda en la Península Arábida (AQPA), han muerto durante una fallida operación de rescate llevada cabo a última hora del viernes en Yemen, según ha informado una ONG citada por la prensa norteamericana.

El Ministerio de Defensa de Yemen había anunciado a través de un comunicado publicado en su página web que sus tropas habían conseguido liberar a Somers y que, además, habían matado a una decena de milicianos de AQPA.
Sin embargo, la prensa estadounidense había indicado que, en realidad, había sido un operativo conjunto protagonizado por las fuerzas yemeníes y estadounidenses y había advertido de que el estado de salud de Somers era incierto.
La hermana de Somers, Lucy, ya había asegurado a algunos medios de comunicación que Luke había muerto, detallando que así se lo habian transmitido agentes del FBI. "Solo pedimos que se nos deje llorarle en paz", ha dicho.
Un funcionario norteamericano confirmó la versión de la familia a 'The New York Times', explicando que sus captores le dispararon durante la operación de rescate. Cuando las tropas llegaron hasta Somers estaba gravemente herido, por lo que fue trasladado a un buque estadounidense en la región, pero finalmente murió, ha relatado.
Somers, de 33 años de edad, fue secuestrado en Yemen en septiembre de 2013 cuando trabajaba como reportero y fotógrafo para los medios de comunicación locales e internacionales, incluida la cadena británica BBC.
RESCATE FALLIDO
La Casa Blanca confirmó esta semana que en noviembre el presidente estadounidense, Barack Obama, autorizó una operación de rescate. "Lamentablemente, no encontramos a Luke, aunque sí había rehenes de otras nacionalidades que pudieron ser rescatados", dijo el jueves el Consejo de Seguridad.
Finalmente, el 25 de noviembre las fuerzas estadounidenses y yemeníes rescataron a seis yemeníes, un saudí y un hombre de origen etíope en poder de AQPA que estaban ocultos en una cueva montañosa del distrito de Hajar al Sayar, en la remota provincia de Hadramaut.
En medio de esta confusión, la madre de Somers, Paula, difundió un vídeo en el que pedía a los yihadistas que mostraran "misericordia". "Por favor, dadnos la oportunidad de ver a nuestro Luke de nuevo", suplicó.
"DESTINO INEVITABLE"
Somers había aparecido en el vídeo publicado por AQPA, recogido por SITE Intellegence Group, un organismo especializado en el seguimiento a grupos terroristas, y pide ser liberado. "Ha pasado más de un año desde que fui secuestrado en Saná. Estoy esperando cualquier ayuda que me saque de esta situación", dice. "Estoy seguro de que mi vida está en peligro. Por eso, desde aquí pido que si hay algo que se pueda hacer, se haga. Muchas gracias", agregaba.
Por su parte, un miembro de AQPA aseguraba que Somers "sufriría su destino inevitable" si el Gobierno estadounidense no satisfacía las demandas del grupo en un plazo de tres días. Dichas demandas no han sido especificadas en la grabación. "Advertimos a (el presidente, Barack) Obama y al Gobierno estadounidense de llevar a cabo otra acción estúpida", remachaba.