Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un total de 29 parlamentarios abandonan el Saenuri para crear un nuevo partido

Un total de 29 parlamentarios del partido gubernamental surcoreano Saenuri han anunciado este lunes que abandonan la formación para crear un nuevo partido, en medio de las disputas internas tras el escándalo de corrupción que ha salpicado a la presidenta, Park Geun Hye.
Según las informaciones recogidas por la agencia surcoreana de noticias Yonhap, los parlamentarios registrarán durante la jornada su nuevo partido, que se llamará Nuevo Partido Conservador por la Reforma.
Con su salida del Saenuri, la formación pasa a ser el segundo con más parlamentarios --con 99--, por detrás del opositor Partido Democrático --que cuenta con 121--.
El nuevo partido tendrá entre sus objetivos atraer los votos de los conservadores desencantados con el Saenuri y con la gestión de Park al frente del país.
En este sentido, los parlamentarios han asegurado que intentarán convertir el escándalo en una oportunidad para reformar el país y recobrar los verdaderos valores del partido.
Por su parte, el Partido Saenuri está intentando evitar nuevas salidas por parte de sus parlamentarios, después de que se rumoreara que hasta 35 podrían unirse al Nuevo Partido Conservador por la Reforma.
El Parlamento surcoreano aprobó el 9 de diciembre un 'impeachment' contra Park. La legislatura ha presentado un total de 13 cargos contra la presidenta: cinco violaciones a la Constitución y ocho delitos legales.
El partido conservador se enfrenta a su peor crisis tras salir a la luz la trama, que señala a la presidenta de permitir a su confidente interferir en asuntos del Estado --a pesar de que ésta no tenía ningún cargo dentro del Gobierno-- para beneficiar a dos ONG de su propiedad, caso que también ha salpicado a los ejecutivos de varios de los conglomerados más importantes del país.
A pesar de haberse disculpado públicamente ante el pueblo, el índice de aprobación de Park cayó a un mínimo histórico del cuatro por ciento, según la compañía local de sondeos Gallup Korea.