Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El papa Francisco reafirma la oposición católica al matrimonio igualitario

El papa Francisco ha presidido una misa solemne en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, esta misma tarde, con la que se abre el Sínodo de la familia de este año y con el asunto de la homosexualidad muy presente. Tan solo unos días antes el Vaticano expulsó de su seno a un sacerdote polaco tras reconocer públicamente su homosexualidad y presentar a su novio, precisamente en la víspera de la inauguración del Sínodo de los Obispos sobre la Familia. Además pidió cambios en las enseñanzas católicas contra la homosexualidad. Y no era un “cualquiera”. Es ni más ni menos que Monseñor Krzysztof Charamsa, de 43 años, oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, secretario adjunto de la Comisión Teológica Internacional del Vaticano y profesor en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, donde reside desde hace 17 años. La atención mediática estaba hoy puesta en las palabras del Papa, que durante la ceremonia religiosa ha disipado cualquier duda. Se reafirma en la oposición católica al matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque ha pedido que la Iglesia muestre "amor y comprensión" hacia todos