Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'knockout' deja sus primeras víctimas de 2014 en EEUU

El 'knockout' deja sus primeras víctimas de 2014 en EEUURT

La nueva diversión de las pandillas callejeras que infunde terror en los ciudadanos de EEUU se llama 'knockout', y consiste en escoger a un transeúnte al azar y dejarlo inconsciente de un puñetazo.

Mientras la Policía parece estar perdiendo el control de la situación, los habitantes de ciudades como Nueva York tratan de protegerse de estas agresiones estando "prevenidos". Aun así, este espeluznante pasatiempo ya se ha cobrado sus primeras víctimas en lo que va de año, informa RT.

Ancianas, jóvenes, gente de cualquier raza…nadie se salva de la brutalidad que se vive en las avenidas de algunas ciudades estadounidenses. Tres personas ya han muerto en todo EEUU por una forma de violencia que para algunos es como un juego y para otros un mito urbano inflado por Internet.

Según explica el rabino Gary Moskowitz, exagente de Policía de Nueva York e instructor de artes marciales en Queens, "los agresores van detrás de las personas que parecen más débiles. Debemos aprender a estar al tanto y saber cómo pelear si alguien nos ataca". Como cinturón negro en artes marciales, Moskowitz enseña a la población a defenderse ante estos violentos que no hacen excepciones.

Heshy Rubinstein, un residente de Brooklyn (Nueva York) de 22 años de edad, relata su experiencia como víctima de uno de estos brutales ataques. “El grupo me rodeó y  uno de ellos, mientras yo trataba de liberarme, dio un paso adelante y con el puño cerrado, me golpeó en la cara”, explica el joven.

Aunque ya se ha arrestado a algunas personas, la Policía de Nueva York señala que el ‘knockout’ no es una tendencia. Sin embargo, tal vez para no crear alarma social, evitan tratar más en profundidad el tema.

En opinión de Moskowitz, "si ellos [la Policía] reconocen que éste es un problema relacionado con las pandillas o algo semejante entonces tendrían que tratar de reprimir a las bandas y no pueden hacerlo tan rápidamente, así que muchas veces no le ponen un nombre a un problema porque si lo hacen, tendrían que solucionarlo".