Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una veintena de personas propinan una brutal paliza a un adolescente solicitante de asilo en Londres

Al menos ocho detenidos en Londres por una brutal paliza a un adolescente solicitante de asilotelecinco.es

La Policía ha difundido imágenes de varias personas sospechosas de estar implicadas en una brutal paliza a un adolescente solicitante de asilo en el municipio de Croydon, en la periferia de la capital británica. El joven tiene graves heridas en la cabeza y en la cara a consecuencia de los golpes.

La Policía británica ha detenido a ocho personas por su supuesta implicación en la brutal paliza que dieron el viernes por la noche unas 20 personas a un adolescente solicitante de asilo en el municipio de Croydon, en la periferia de la capital británica.
En el marco de las investigaciones, la Policía Metropolitana ha difundido este lunes imágenes de tres personas que quiere identificar para aclarar lo sucedido el viernes por la noche, cuando cerca de 20 personas propinaron en Croydon una brutal paliza a un joven de 17 años, que quedó con graves heridas en la cabeza y en la cara.
El adolescente continúa ingresado en un hospital del sur de Londres en estado grave pero estable y no se teme por su vida. Desde el día de la agresión, la Policía ha detenido a nueve personas, de las que ocho continúan arrestadas.
En su intento por conseguir más información sobre lo sucedido esa noche, la Policía ha pedido ayuda a los que presenciaran la agresión y ha difundido las imágenes de tres personas (una mujer y dos hombres) que quiere identificar para hablar con ellas.
"Además de los arrestos, sabemos que un gran número de personas, 20 aproximadamente, estuvieron implicadas en el ataque contra la víctima", ha afirmado el inspector Gary Castle, de la Policía Metropolitana en Croydon.