Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición cubana pide a Fariñas que abandone la huelga de hambre

Los principales líderes de la oposición cubana han pedido al también disidente Guillermo Fariñas que abandone "de forma inmediata" la huelga de hambre que inició hace 48 días porque le necesitan "vivo" para continuar la lucha contra el Gobierno de Raúl Castro.
"Somos tus hermanos de lucha, queremos lo mismo que tú estás demandando, pero te necesitamos vivo para que sigas este camino con nosotros hasta obtener la libertad", han dicho a través de una carta difundida el domingo.
Se han mostrado conscientes del "sacrificio" de Fariñas pero han insistido en que es necesario "que se mantenga con vida". "Esperamos que nos oigas y que sepas que estamos apoyándose en todo lo que pides", han subrayado.
Entre los 15 firmantes están José Daniel Ferrer, Ángel Moya, Berta Soler y Martha Beatriz Roque. "Si tuviéramos tiempo, muchas más personas se unirían a esta solicitud, pero sabes bien que tu vida corre peligro y es preciso que declines tu posición ya", han explicado.
El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) ya pidió a Fariñas y los demás opositores en huelga de hambre el pasado 9 de agosto que pusieran fin al ayuno voluntario para no arriesgar sus vidas, proponiendo explorar otros métodos de lucha "más eficaces".
El OCDH recordó que "el Gobierno cubano siempre ha sembrado la percepción de que triunfa", tanto si los huelguistas mueren como si viven. "Es por ello que (...) les pedimos humildemente la suspensión de la huelga de hambre. Cuba los necesita con vida", dijo.
Fariñas comenzó el 20 de julio una nueva huelga de hambre con la intención de llegar "hasta las últimas consecuencias" para exigir a Castro "que diga públicamente que los opositores no serán más torturados, golpeados, amenazados ni serán incoadas causas espurias" en su contra.
El premio Sajarov del Parlamento Europeo ya ha protagonizado varias huelgas de hambre a lo largo de estos años con el fin de denunciar el acoso de las autoridades cubanas a la "sociedad civil independiente", eufemismo usado para referirse a la disidencia.