Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos muertos y un detenido en una operación contra el terrorismo yihadista en Bélgica

Dos supuestos yihadistas han muerto y un tercero ha sido detenido este jueves en el marco de una gran operación antiterrorista lanzada por la Policía federal belga en Bruselas y otras localidades del país. En una de ellas, Anderlecht, los agentes han encontrado varios explosivos en un edificio ubicado en una de las calles de este municipio, según ha informado el portal digital DHnet. La Fiscalía ha informado de que la operación se ha activado ante el riesgo "inminente" de un atentado. Las autoridades han elevado el nivel de vigilancia de 2 a 3, en una escala de 4.

Un portavoz de la Fiscalía federal ha informado en una rueda de prensa de que la operación sigue en marcha y se activó ante la sospecha de que los grupos vigilados preparaban un atentado "de envergadura" en Bélgica y de manera "inminente".

La cadena pública RTBF apunta que el objetivo de los atentados eran edificios de la Policía y añade que las autoridades decidieron actuar este jueves tras la información reunida a través de escuchas en los domicilios y vehículos de los supuestos terroristas.

Los sospechosos contra los que se ha dirigido el dispositivo son jóvenes que habían regresado al país tras pasar una temporada en Siria.

El operativo se ha lanzado simultáneamente en varias localidades belgas, con "una decena de redadas" en Bruselas, varios municipios de la periferia, como Zaventen y Vilvoorde, y en Verviers, una localidad del este del país próxima a la frontera con Alemania y considerada como uno de los focos del yihadismo en Bélgica.
En una de estas operaciones, en la desarrollada en Anderlecht, la Policía ha encontrado varios explosivos en un edificio ubicado en una de las calles de este municipio, según ha informado el portal digital DHnet.

El asalto en Verviers se ha saldado con la muerte de dos sospechosos y la detención de un tercero, que ha resultado herido, en una operación realizada en torno a las 17:00 horas y durante la que se han escuchado varias explosiones y ráfagas de disparos.

Las autoridades han reevaluado la situación de alerta terrorista del país y han decidido elevar el nivel de vigilancia de 2 a 3, en una escala de 4. Además, la sede la Policía federal en la capital ha sido desalojada esta tarde por una amenaza de bomba.

Las fuentes de la investigación citadas por distintos medios belgas desvinculan este operativo de los atentados ocurridos la pasada semana en París y explican que las distintas redadas en Bélgica estaban en marcha semanas antes.

La Fiscalía ha informado de lo ocurrido en una comparecencia ante la prensa sin preguntas y ha evitado dar más detalles debido a que la operación sigue en marcha. Las autoridades también han confirmado que ha habido varias detenciones, sin ofrecer más detalles.

Además, en un suceso que las autoridades desvinculan del resto de actuaciones de la jornada, un sospechoso ha sido detenido tras enseñar un arma en el metro de la capital al grito de 'Allahu Akbar' (Alá es Grande). El suceso ha tenido lugar en torno a las 17:00 horas en la estación de Ribaucourt (a las afueras del centro de Bruselas), cuando tres mujeres han visto al sospechoso exhibir el arma.
MDSPGL20150115_0010