Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una reyerta en una cárcel de Brasil se salda con 60 muertos

Al menos 60 personas han muerto en el marco de una reyerta que se inició el domingo por la tarde en una cárcel de la ciudad brasileña de Manaos, según ha informado el ministro de Seguridad del estado de Amazonas, Sérgio Fontes. Durante los enfrentamientos, que se dieron entre dos bandas por el control del centro penitenciarios, una veintena de detenidos se fugaron.

La reyerta comenzó a última hora del domingo con enfrentamientos entre miembros de la Familia del Norte y el Primer Comando de la Capital, dos facciones rivales. Fontes ha señalado el narcotráfico como origen de la disputa.
A ello se suma un problema de hacinamiento, de acuerdo con la coordinadora de la Pastoral Carcelaria del Estadio, Marluce da Costa Sousa. Aunque la cárcel de Manaos solo tiene capacidad para 454 presos, hay 585, según cifras del Consejo Nacional de Justicia.
Las facciones han tomado como rehenes a 74 presos y a 12 funcionarios. Los guardias de prisiones han sido liberados en las primeras horas del lunes, mientras que los demás han sido entregados al término de la reyerta, que ha durado 17 horas.
Durante el motín, sus responsables han sacado siete cadáveres decapitados al exterior del recinto penitenciario. Entre los fallecidos figura el ex policía Moacir Jorge Pessoa da Costa, conocido por el alias de 'Moa' y vinculado a una red criminal liderada por el ex diputado Wallace Souza, según G1.
Fontes ha indicado que el balance aún no es definitivo porque las autoridades, que ya han logrado entrar en la cárcel, todavía están haciendo recuento de los presos que hay -unos 20 se habrían fugado- y en qué estado se encuentran.
El ministro regional ha reclamado medidas al Gobierno federal porque se trata de una crisis "a nivel nacional", recordando otros altercados recientes en prisiones de todo el país. "Debemos enfrentar juntos esta situación", ha sostenido.
El ministro de Justicia de Brasil, Alexandre Moraes, ha emitido un comunicado en el que ha ofrecido toda su colaboración a las autoridades de Amazonas. El gobernador, José Melo de Oliveira, ya ha avanzado que usará parte del fondo penitenciario transferido por el Gobierno central.