Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis muertos en un atentado en Kabul cerca de la base de la OTAN

Atentado en Kabul, Afganistán, cerca de la base de la OTAN. Foto: Reuterscuatro.com

El terrorista suicida era un adolescente

El terrorista suicida que ha perpetrado este sábado un atentado en Kabul cerca del Cuartel General de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) que ha dejado seis muertos y cuatro heridos era un adolescente, según ha informado la cadena de televisión privada Tolo News.
El adolescente ha llegado a pie a las 11.30 horas al área de Shashdarak, una zona fuertemente protegida del barrio diplomático de la capital afgana y situada a unos 100 metros de la base principal de la misión de la OTAN en Afganistán, ha explicado el subdirector de la Policía de Kabul, Mohamad Daud.
"El suicida tenía entre trece y 16 años y quería sembrar inseguridad en la zona", ha aseverado Daud. Un testigo ha relatado que ha visto que la mayoría de las víctimas son niños. "He visto los cadáveres en el suelo. La mayoría son niños. La gente intentaba llevarse a las víctimas a un hospital cercano pero las fuerzas de seguridad han llegado y han acordonado la zona", ha explicado.
El portavoz del Ministerio del Interior, Sediq Sediqi, ha atribuido la autoría del ataque a la Red Haqqni, un grupo terrorista asentado en Pakistán y que atenta en ese país y en Afganistán. A pesar de esa declaración, los talibán han reinvidicado su autoría en el atentado en un correo electrónico enviado a los medios de comunicación y en el que han subrayado que el objetivo eran los militares de Estados Unidos. Además, han asegurado que han matado a cinco agentes de la CIA, extremo que no ha sido confirmado.
La explosión ha alcanzado a un grupo de personas, en su mayoría niños, que se encontraban esperando en el exterior de la base principal de la ISAF para vender productos a los militares occidentales cuando entran o salen del acuartelamiento.
El atentado se ha registrado el día en que se conmemora en todo el país el undécimo aniversario de la muerte de Ahmad Shá Masud, un líder muyahidín afgano que luchó en los años 80 contra la ocupación soviética y que se opuso al régimen de los muyahidin. Masud murió el 9 de septiembre de 2001 en un atentado perpetrado por un terrorista vinculado a Al Qaeda que se hizo pasar por periodista para hacer estallar la bomba que llevaba en su cámara cuando le entrevistaba.
El dispositivo de seguridad en la capital afgana había sido reforzado en los últimos días con motivo de la conmemoración del líder muyahidín, un personaje repudiado por el régimen de los talibán. Tras su muerte, el presidente afgano, Hamid Karzai, decidió declarar a Masud líder nacional e instituyó el 8 de septiembre como una festividad nacional.