Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi 300 muertos en Alepo desde el pasado jueves, según los 'cascos blancos'

El grupo Defensa Civil Siria, los voluntarios conocidos como 'cascos blancos', han informado de que desde el jueves hasta el sábado han muerto en la ciudad siria de Alepo al menos 289 personas y este domingo ha habido nuevos enfrentamientos entre el Ejército y las milicias rebeldes que se disputan la población.
La cifra podría aumentar, ya que se han contabilizado unos 900 heridos en ese mismo plazo. Los 'cascos blancos' son los cuerpos de defensa civil activos en las zonas bajo control de los rebeldes.
Entre las últimas víctimas hay que contabilizar a seis miembros de una misma familia fallecidas este domingo en lo que parece un ataque con gas de cloro en el este de Alepo, la zona bajo control de los insurgentes, informa el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y recoge la cadena de televisión estadounidense CNN.
Los fallecidos son una pareja y sus cuatro hijos muertos en el barrio de Al Sajur durante un ataque aéreo, según el Observatorio, una organización con sede en Londres pero con una amplia red de informadores dentro de Siria.
El Centro para Medios de Comunicación de Alepo también ha informado de la muerte de los miembros de una misma familia e incluso ha publicado imágenes de los cadáveres a través de su cuenta en Twitter. El Centro atribuye el ataque a una bomba de barril --las bombas incendiarias utilizadas habitualmente por la aviación del Ejército sirio-- a la que se habría añadido gas de cloro.
En redes sociales se ha publicado un vídeo en el que supuestamente se recoge cómo quedó el inmueble atacado, pero cuya autenticidad no ha podido ser confirmada.
La última investigación de la ONU sobre la utilización de armas químicas informó el pasado mes de agosto de que el Ejército sirio había utilizado gas de cloro en al menos dos ocasiones y que el Estado Islámico había empleado gas mostaza en al menos una ocasión.