Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El movimiento Occupy Central de Hong Kong da a conocer sus demandas

El movimiento Occupy Central de Hong Kong, que promueve una mejora de la democracia en la antigua colonia británica, ha enunciado sus demandas y ha amenazado con aumentar la intensidad de sus protestas si finalmente no se cumplen, mientras miles de manifestantes continúan acampados frente a la sede del Gobierno.

Uno de los líderes del movimiento, Benny Tai, ha dado a conocer ante la multitud reunida ante la sede del Gobierno hongkonés, cerca del centro financiero, el conjunto de demandas, además de anunciar el inicio de una campaña de desobediencia.
Occupy Central ha hecho un llamamiento al Gobierno chino para que retire su decisión de elegir a los candidatos para las próximas elecciones de Hong Kong, previstas para 2017, según ha informado la cadena británica BBC.
Tai también ha exigido la realización de una consulta pública ante las reformas democráticas, además de acusar al líder hongkonés, Leung Ching Ying, de haber fracasado y no desarrollar una reforma democrática en el centro financiero.
"Exigimos a CY Leung que entregue un nuevo informe sobre la reforma política al Gobierno central, que refleje adecuadamente las demandas de democracia de la población de Hong Kong", ha afirmado el líder de Occupy Central.
"Si CY LEung no responde, aumentaremos nuestras acciones", ha amenazado Tai ante los manifestantes, que han decidido acampar ante la sede del Gobierno hongkonés. Este fin de semana han tenido lugar las protestas más multitudinarias, que acabaron con decenas de detenidos y con varios heridos después de que las fuerzas de seguridad utilizasen gas lacrimógeno para dispersar a la multitud.
Hong Kong pasó a manos de China en 1997 tras décadas de dominio colonial británico bajo una fórmula conocida como "un país, dos sistemas", el cual conlleva un alto grado de autonomía y la promesa de un sufragio universal.
Sin embargo, en agosto Pekín confirmó el procedimiento electoral para las elecciones a gobernador de Pekín en 2017, que incluye la selección de candidatos por parte de un comité afín al Gobierno central chino.