Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro de Exteriores alemán a Netanyahu: "No hay ultimátums entre demócratas"

El ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, ha defendido su encuentro con los representantes de dos organizaciones defensoras de los Derechos Humanos críticas con el Gobierno israelí durante una visita oficial al país en abril y ha recordado al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que "entre demócratas no se pueden hacer ultimátums".
"Entre demócratas no se pueden hacer ultimátums. El primer ministro israelí quería obligarme a cancelar un encuentro con ciudadanos israelíes porque son críticos con su política frente a los palestinos", ha asegurado Gabriel, en unas declaraciones publicadas este viernes en el diario alemán 'Bild'.
Después de que se confiramara que Gabriel se reuniría con las organizaciones B'Tselem y Breaking the Silence, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, decidió cancelar su reunión con el vicecanciller germano.
B'Tselem documenta las supuestas violaciones de los Derechos Humanos cometidas por israelíes contra palestinos, mientras que Breaking the Silence publica testimonios críticos de militares sobre las prácticas del Ejército israelí contra los palestinos.
"No solo desde nuestro punto de vista, la política de asentamientos israelí vulnera el derecho internacional y es un obstáculo para el proceso de paz, sino que esta política del Gobierno de Netanyahu también es muy polémica en Israel. Por eso creo que es evidente escuchar también a los críticos", ha señalado Gabriel.
Más de 20 conocidos israelíes, entre ellos científicos, artistas, políticos y diplomáticos, han enviado una carta al Gobierno alemán para agradecer su apoyo a la sociedad civil en su país. En el escrito, enviado a la canciller de Alemania, Angela Merkel, y a Gabriel indicaron que son un "grupo de israelíes profundamente preocupados por el futuro" del país.