Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salmond dimite tras el rechazo a la independencia en el referéndum escocés

El ministro principal de Escocia, Alex Salmond, ha anunciado este viernes que dimitirá de su cargo en noviembre, tras el rechazo a la independencia expresado por los escoceses en el referéndum celebrado la víspera, pero ha advertido de que el "sueño" de la secesión "nunca morirá".

"Hemos perdido el referéndum pero Escocia puede seguir llevando la iniciativa política. Mi tiempo como líder está casi terminado pero para Escocia la campaña continúa y el sueño nunca morirá", ha afirmado Salmond, en su primera rueda de prensa tras el 'no' a la secesión en la consulta.
A pesar de anunciar su dimisión, Salmond ha querido dejar claro que no se retira de la política escocesa. "No tengo intención de retirarme de la política escocesa. Hay un amplio número de cosas que puedes hacer cuando no eres ministro principal o líder de un partido político", ha explicado en su residencia oficial Bute House.
También ha señalado que no es necesario ser líder del SNP o ministro principal de Escocia para "contribuir" al "proceso político" escocés. "Me encanta el hecho de que he sido el ministro principal que más ha estado en el cargo. Eso ha permitido que se vaya a lograr un progreso duradero", ha indicado. Salmond ocupaba el cargo desde 2007.
Profundamente orgullosos de la campaña
Salmond, que ha sido el principal promotor del referéndum de independencia pactado con el primer ministro británico, David Cameron, ha asegurado que se siente "profundamente orgulloso" del trabajo que ha realizado la campaña 'Yes Scotland' (Escocia Sí) y por el apoyo de 1,6 millones de votantes a la opción independentista.
"Estoy también orgulloso del 85 por ciento de participación en el referéndum y de la destacada respuesta de todo el pueblo de Escocia que ha participado en este gran debate constitucional y por el modo en que se han comportado", ha asegurado.
El ministro principal escocés ha afirmado que ahora tienen la "oportunidad" de presionar al Gobierno británico para que cumpla su promesa de devolver "competencias significativas" a Escocia. "Esto sitúa a Escocia en una posición muy fuerte", ha añadido.
Salmond ha explicado que continuará como ministro principal y líder del Partido Nacional Escocés (SNP) hasta el próximo mes de noviembre y que, a partir de entonces, seguirá como diputado del Parlamento regional por la circunscripción de Aberdeenshire East.
Un privilegio ser ministro principal de Escocia
 "Ha sido el privilegio de mi vida servir como ministro principal de Escocia pero, como he dicho a menudo durante la campaña del referéndum, esto no va sobre mí o el SNP. Es mucho más importante que eso", ha dicho. "Ahora mismo para mí está la decisión de quién está mejor situado para liderar este proceso políticamente hacia adelante", ha afirmado, antes de subrayar que tanto su partido, como el Parlamento y su "país" pueden beneficiarse de un "nuevo liderazgo".
Por todo ello, Salmond ha indicado que le ha transmitido a su formación política que no aceptará ser candidato a liderar el SNP en su conferencia anual que tendrá lugar del 13 al 15 noviembre en Perth. "Tras la votación, seguiré como primer ministro para permitir que el nuevo líder sea elegido con el debido proceso parlamentario", ha señalado.
Salmond ha hecho hincapié en que, aunque los partidarios de la independencia han perdido el referéndum, "todavía" pueden llevar la "iniciativa política". "Lo que es más importante aún, Escocia todavía puede emerger como el verdadero ganador", ha asegurado.