Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los miembros del comité directivo para el diálogo en Sudán del Sur jurarán su cargo el próximo 8 de mayo

Los miembros del comité directivo para el diálogo en Sudán del Sur, cuyo nombramiento fue anunciado a través de un decreto presidencial, jurarán su cargo el lunes, un mes después de que las conversaciones de paz fueran aplazadas ante la falta de fondos.
Las autoridades esperan que la iniciativa suponga un avance hacia el establecimiento de una solución duradera en el país, donde las fuerzas leales al presidente, Salva Kiir, continúan enfrentándose a los seguidores del antiguo líder rebelde Riek Machar.
Kiir ha convocado a los miembros y al secretario del comité a la ceremonia para jurar el cargo, que tendrá lugar el 8 de mayo a las 10.00 (hora local), según ha informado el diario sursudanés 'Sudan Tribune'.
El comité, formado por 109 miembros, incluye a representantes de países vecinos. Algunos de los miembros convocados, como Rebecca Nyandeng de Mabior o Kosti Manibe, de la oposición, han rechazado su asistencia a la ceremonia y han destacado la necesidad de establecer una serie de medidas para reducir las hostilidades.
El asesor del presidente Tor Deng Mawien ha indicado que el diálogo supone una oportunidad única para que las diferentes facciones entablen una conversación franca sobre cómo acabar con el conflicto en el país.
"Vamos a poner en marcha un diálogo nacional basado en el entendimiento, que propicie una transición en Sudán del Sur hacia una democracia plural en la que todos tengan el mismo derecho a participar y construir el futuro de la nación", ha aseverado Mawien.
Entre los delegados del comité se incluirán miembros en representación de la sociedad civil, como grupos de mujeres y jóvenes, partidos políticos, representantes de organizaciones internacionales y observadores de otros países de la región.