Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mecanismo de verificación informa de una nueva violación del alto en fuego en Colombia

Los integrantes del Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V), que verifica el alto el fuego y el cese de hostilidades en Colombia, ha informado de una nueva violación del protocolo, en referencia a un incidente en Tumaco, en el departamento de Nariño, donde han muerto dos personas y otras dos han resultado heridas.
La Fiscalía advirtió de este incidente en el Congreso, donde explicó que se trata de miembros de un grupo disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que busca hacerse con el control de los cultivos ilícitos de la región, tal y como recoge Caracol Radio.
El comandante de la Policía de Nariño, el coronel Haidibier Restrepo, ya confirmó esta misma semana que han surgido nuevos grupos armados en la zona de Tumaco, entre los que ha destacado El Nuevo Orden, más presente en áreas urbanas, y El Renacer, que controlaría los núcleos rurales.
Para el MM&V, este incidente es una violación de los protocolos de alto el fuego, ya que se puso en peligro a la población civil. La guerrilla ha reconocido su participación en el caso de Tumaco.
"El MM&V, compuesto por representantes del Gobierno de Colombia, las FARC y la Misión de Naciones Unidas en Colombia, concluyó que las FARC violaron lo establecido en el protocolo del 13 de octubre del 2016, que actualmente rige el Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo (CFHBD), al 'ejecutar actos de violencia o cualquier amenaza que ponga en riesgo la vida e integridad personal contra la población civil'", ha explicado el mecanismo.
La comisión tripartita ya concluyó a principios de mes que tanto el Ejército como las FARC habían violado los protocolos del cese de las hostilidades, en referencia a la muerte de dos guerrilleros a mediados de mes en el municipio de Sana Rosa, al sur del departamento de Bolívar, el pasado 13 de noviembre.
Según el Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto (CERAC) ésta fue la primera violación de la tregua, vigente desde el 29 de agosto.
El pasado mes de octubre, el presidente, Juan Manuel Santos, extendió el alto el fuego bilateral pactado con la guerrilla hasta el próximo 31 de diciembre.