Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mayoría absoluta parece cada vez más lejana para May tras las últimas encuestas

La mayoría absoluta que buscaba la primera ministra, Theresa May, cuando convocó elecciones anticipadas de cara a fortalecer su posición para la negociación del Brexit con Bruselas parece cada vez más lejana y los sondeos apuntan a que los laboristas se sitúan cada vez más cerca del Partido Conservador de May. Las elecciones son el próximo jueves, 8 de junio.
El último sondeo publicado por YouGov sitúa al Partido Conservador en 308 asientos, a 20 de la mayoría absoluta en el Parlamento de Westminster. Mientras, el Partido Laborista de Jeremy Corbyn continúa su escalada y se sitúa ya en 261 escaños, cuatro más que en el último sondeo publicado el viernes por la encuestadora.
En otro estudio publicado este sábado por Opinium, el Partido Conservador ganará las elecciones con un 43 por ciento de apoyo, mientras que los laboristas se quedan en el 37 por ciento. Esta ventaja de seis puntos supone una rebaja de 4 con respecto a los diez puntos que tenía may en la encuesta de Opinium publicada el 27 de mayo.
Desde el 21 de marzo la media de los sondeos ha reducido de 17,8 a menos de 10 la ventaja de la primera ministra con respecto al Partido Laborista. Con esta aritmética y siempre que no haya mayoría absoluta conservadora, los dos principales partidos podrían mirar a terceras opciones como el Partido Liberaldemócrata o el Partido Nacionalista Escocés, que contarán con una representación mínima pero importante en Westminster.
Mientras, este sábado la primera ministra May ha tenido que corregir a su ministro de Defensa, Michael Fallon, quien ha asegurado que no habrá subida de impuestos para quienes más ganan.
Fallon ha afirmado en declaraciones a 'The Daily Telegraph' que el Partido conservador no incrementará la tributación del tramo más alto para diferenciarse de la propuesta de reforma fiscal del Partido Laborista. "No estamos para castigar a la gente por que les vaya bien. Al contrario, queremos que la gente mantenga sus ganancias", ha argumentado. "La única forma de asegurarse de que no habrá subida de impuestos es votar conservador", ha apostillado.
Poco después, May ha salido al paso en respuesta a la prensa. "Lo hemos fijado en el programa electoral. La gente lo sabe cuando vaya a votar el jueves: el Partido Conservador siempre ha sido y siempre será un partido de impuestos bajos", ha apuntado al ser interrogada por si las declaraciones de Fallon suponen un cambio en las propuestas conservadoras.