Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Mataron a todo el mundo. ¿No basta con lo que han matado hasta ahora?"

El drama humanitario en Alepo alcanza este fin de semana cotas difícilmente soportables, con los niños como principales víctimas de los bombardeos. Las bombas sobre una escuela sobre el area controlada por el propio gobierno han matado a diez niños. Lo contaba en un desgarrador testimonio una de las niñas supervivientes: "Mataron a todo el mundo. ¿No basta con lo que han matado hasta ahora?" Los ataques también se han ensañado con los hospitales, incluído el único centro pediátrico del este de la ciudad, sitiada por el régimen de Al Assad. Allí las enfermeras, sobrepasadas por el dolor, se apresuraban a sacar a los bebés de las incubadoras para ponerlos a salvo.