Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un marroquí que residió en España, el autor del ataque en el tren Ámsterdam-París

Marroquí de 26 añoscuatro.com

Ayoub El Khazzani, un marroquí de 26 años y que residió hasta el año 2014 en España, podría ser el autor del atentado terrorista producido en un tren que partía desde Ámsterdam hasta París. El hombre fue reducido por tres personas en el momento del ataque, dos de ellos militares estadounidenses, y ha dejado tres heridos, entre ellos uno en estado grave. El hombre ha sido trasladado hasta la Subdirección Antiterrorista de la Policía, situada en la capital francesa, para que las autoridades puedan continuar con la investigación.

Ayoub El Khazzani, un marroquí de 26 años sería el hombre que sembró el pánico en un tren que partía desde París a Ámsterdam, y que provocó que tres personas resultasen heridas. El hombre llegó a residir en España hasta el año 2014 cuando viajó a Francia y, desde el país galo, a Siria. Era una persona conocida por sus conexiones con el islamismo radical. El servicio de inteligencia francés tenía bajo vigilancia al marroquí, que lo había clasificado como potencialmente peligroso para la seguridad del estado, al igual que las autoridades europeas que conocian de su potencial peligrosidad, según recoge France Info.
El Khazzani cuenta con antecedentes por tráfico de drogas en España donde las fuerzas de seguridad le sometieron a seguimiento debido a su carácter yihadista radical, han informado fuentes de la lucha antiterrorista dependientes del Ministerio del Interior. Debido a su perfil, fue monitorizado por los expertos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado hasta que en marzo de 2014 abandonó el territorio español.
El terrorista tenía conocidos en Algeciras y en Bélgica, y formaba parte de una célula terrorista que actuó en Bélgica en enero de 2015, según las fuentes del medio 'La Voix du Nord'. Presumiblemente, el marroquí utilizó su estancia en Siria para avanzar en su proceso de radicalización y entrar en combate en la Guerra Civil siria, donde habría recibido adiestramiento militar.
Los pasajeros le redujeron
El incidente se produjo algo antes de las seis de la tarde del viernes, cuando el sospechoso, armado con un kalashnikov, una pistola, nueve cargadores y un cuchillo, abrió fuego en uno de los vagones traseros del tren Thalys que hacía el recorrido París-Ámsterdam, aunque rápidamente fue neutralizado por cuatro personas, entre ellos dos militares estadounidenses.
Tres ciudadanos estadounidenses, Spencer Stonne, Aleck Sharlatos, y Antohony Sadler, los dos primeros militares, se alertaron al escuchar el sonido de un arma cargándose en el baño, por lo que nada más salir el hombre se abalanzaron sobre él para impedir que llevara a cabo sus planes. Uno de ellos recibió un impacto de bala, mientras que otro resultó herido por arma blanca. El cuarto hombre que ayudó a reducir al atacante fue Chris Norman, un británico residente en Francia.
Las autoridades también han confirmado un tercer herido, el actor galo Jean-Hugues Anglade, que rompió un cristal del vagón para dar la señal de alarma. El ministro de Interior, Bernard Cazeneuve, ha destacado "la particular valentía de estos dos estadounidenses en circunstancias extremadamente difíciles".
Prudencia
Cazeneuve ha pedido "toda la prudencia" a la hora de sacar conclusiones sobre el intento de ataque armado. "Pido toda la prudencia sobre el perfil del sospechoso", ha dicho además de revelar que el fiscal antiterrorista investiga lo ocurrido.
El marroquí ha sido trasladado hasta la subdirercción antiterrorista, situada en París, para que las autoridades puedan continuar con la investigación.
El presidente de Francia, François Hollande, condenó y aseguró que las autoridades trabajan ya para "arrojar luz en este drama", mientras que su homólogo estadounidense, Barack Obama, expresó su gratitud por el "coraje y rapidez de pensamiento", a los pasajeros del tren, incluyendo a los dos ciudadanos estadounidenses que se abalanzaron sobre El Khazzani.