Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una manifestación contra un inmigrante acaba con 380 detenidos en Moscú

Varios miles de personas han participado en una protesta en el sur de Moscú para exigir la detención de un inmigrante por haber matado presuntamente a un joven ruso. Pero la manifestación ha terminado en duros enfrentamientos con la policía, 380 detenidos y seis agentes heridos.

El asesinato tuvo lugar la pasada madrugada del jueves al viernes en Biryulevo. El fallecido, un joven de 25 años de edad, volvía a casa con su novia cuando fue apuñalado hasta la muerte. El asesinato fue grabado por cámaras de seguridad y medios rusos informaron de que el supuesto asesino se trataba de un inmigrante del Cáucaso.