Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes de la UE suspenden las negociaciones con Rusia

Ucrania pide ayuda a la UEEFE

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han acordado este jueves suspender las negociaciones con Rusia sobre la supresión de visados y sobre el nuevo acuerdo bilateral de asociación, que llevan estancadas desde hace años, como represalia por la intervención de Moscú en la península de Crimea, en Ucrania.

Los líderes de la UE  han cancelado los preparativos para la cumbre del G-8 que se iba a celebrar en junio en la ciudad rusa de Sochi.
El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha avisado de que si en los próximos días Moscú no acepta dialogar con Ucrania para resolver la crisis, la UE adoptará medidas adicionales.
Las medidas contempladas son la restricciones de viaje y congelación de activos a los dirigentes rusos responsables. Cualquier acción adicional de Rusia para desestabilizar Ucrania se traduciría en sanciones económicas.
"Condenamos enérgicamente la violación no provocada por parte de Rusia de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y le pedimos que retire inmediatamente sus fuerzas armadas y permita el acceso de observadores internacionales", ha dicho Van Rompuy en rueda de prensa al término de la cumbre extraordinaria sobre Ucrania.
Los líderes europeos han resaltado además que la decisión de las autoridades de Crimea de convocar un referéndum de autodeterminación para el próximo 16 de marzo es "contraria a la Constitución de Ucrania y por tanto ilegal".
"La tensión debe reducirse y si Rusia no da pasos para hacerlo, ello tendrá graves consecuencias para nuestras relaciones bilaterales", ha avisado el presidente del Consejo Europeo.
Las represalias de la UE contra el presidente ruso, Vladimir Putin, se activarán en tres fases. La primera es la suspensión de las negociaciones con Moscú sobre supresión de visados y sobre el nuevo acuerdo de asociación entre la UE y Rusia.
Van Rompuy ha insistido en que "la solución a la crisis debe encontrarse mediante negociaciones entre el Gobierno de Ucrania y la Federación Rusa, incluyendo posibles mecanismos multilaterales". "Estas negociaciones deben empezar en los próximos días y producir resultados en un marco temporal delimitado", ha exigido.
Medidas adicionales
"Si no hay resultados, la UE aprobará medidas adicionales, como restricciones de viaje, la congelación de activos o la cancelación de la cumbre entre la UE y Rusia", ha avisado el presidente del Consejo Europeo. La Comisión y el servicio de acción exterior de la UE empezarán de inmediato los preparativos para estas sanciones.
"Cualquier medida adicional por parte de la Federación Rusa para desestabilizar la situación en Ucrania conduciría a graves consecuencias de gran alcance en las relaciones entre la UE y sus Estados miembros por un lado y la Federación Rusa que incluirían un amplio rango de áreas económicas", ha concluido Van Rompuy.
Firmar los capítulos políticos de acuerdo con Ucrania
Los líderes europeos han elogiado la respuesta "medida" de las autoridades y los ciudadanos ucranianos a la agresión rusa y han anunciado que están dispuestos a firmar ya los capítulos políticos del acuerdo de asociación entre la UE y Ucrania, incluso antes de las elecciones del 25 de mayo.
También se han comprometido a proporcionar a Ucrania un "fuerte respaldo financiero" para estabilizar al país, así como ventajas comerciales para sus productos. El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, ha explicado que los jefes de Estado y de Gobierno han acogido "favorablemente" su propuesta de un plan de ayuda de 11.000 millones de euros para Kiev.
La UE continuará el diálogo con Ucrania para suprimir la exigencia de visados y le asistirá en materia de seguridad de suministro energético.
A cambio, Ucrania debe "continuar los esfuerzos para la celebración de elecciones libres y justas, la reforma constitucional y la investigación de todos los actos de violencia". "El camino a seguir debe ser el de incluir a todas las regiones, ciudadanos y minorías. Luchar contra la corrupción y lanzar reformas estructurales de gran alcance será esencial", ha apuntado Van Rompuy.
Los líderes europeos han confirmado finalmente su intención de firmar los acuerdos de asociación con Moldavia y Georgia no más tarde de agosto.