Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El líder liberaldemócrata pide a May que dimita si "tiene un ápice de respeto por sí misma"

El líder del Partido Liberal Demócrata británico, Tim Farron, ha considerado este viernes que la primera ministra, Theresa May, debería sentirse "avergonzada" por su resultado en las elecciones generales y debería dimitir si "tiene una ápice de respeto por sí misma".
Farron ha subrayado que la primera ministra "convocó estas elecciones esperando una coronación" y "dio por sentado" su victoria "de la forma más cínica posible", poniendo el "futuro del país en peligro con arrogancia y vanidad".
"Theresa May prometió un liderazgo fuerte y estable pero ha traido debilidad e incertidumbre", ha subrayado. "Si tuviera un ápice de respeto por sí misma dimitiría", ha recalcado.
En este sentido, ha incidido en que ahora el país se encuentra con un Gobierno que queda más debilitado, puesto que May no ha llegado a los 326 escaños necesarios para tener mayoría, y menos estable, dado que deberá contar con apoyo de otro partido, a la hora de "embarcarse en las complejas negociaciones" sobre el Brexit con la UE.
El líder liberaldemócrata ha considerado que con su voto los británicos han rechazado el 'Brexit duro' y ha defendido que con el panorama actual debería aplazarse el inicio de las negociaciones con la UE, previsto a priori para el 19 de junio.
Asimismo, ha descartado tajantemente una hipotética coalición con los 'tories'. "Si Theresa May, o cualquier otro conservador, se acerca a los liberaldemócratas y nos pide nuestro apoyo para realizar su agenda, dejaré nuestra postura muy clara: ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo", ha afirmado, haciéndose eco del lema de May respecto al Brexit.
"No habrá ningún acuerdo, ninguna coalición ni ninguna confianza (en el Parlamento)", ha asegurado Farron, precisando que su partido analizará el programa de gobierno de May o el presupuesto en base a "si es bueno para el país". "Si no lo es, no lo apoyaremos", ha advertido.
Por otra parte, ha celebrado el resultado obtenido por su partido, que ha pasado de ocho escaños en 2015 a doce ahora y ha rendido homenaje a algunos miembros de la formación que han quedado fuera del Parlamento, en particular a su antiguo líder Nick Clegg.
"No solo llevó a nuestro partido al Gobierno por primera vez en generaciones, sino que lo hizo en las circunstancias más difíciles, por las razones más nobles", ha destacado Farron, subrayando que aunque el partido "pagó un precio" por entrar en la coalición con los conservadores liderados entonces por David Cameron, no fue nada comparado "con el precio que habría pagado si Nick no hubiera mostrado determinación para hacer lo correcto cuando más se necesitaba".