Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En libertad bajo fianza al propietario de PIP

Jean-Claude Mas Florentcuatro.com

Jean-Claude Mas Florent es el creador de los implantes mamarios defectuosos

La Policía francesa ha liberado bajo fianza al propietario de la empresa francesa Poly Implant Prothese (PIP), Jean-Claude Mas Florent, creador de los implantes mamarios de silicona defectuosos vendidos en varios países del mundo, y le ha acusado de provocar daños físicos involuntarios, según ha informado su abogado, Yves Haddad.
Haddad ha señalado que Mas Florent, de 72 años de edad, que ha sido detenido este jueves, ha sido liberado tras pagar una fianza de 100.000 euros, tal y como recoge la cadena de televisión británica BBC. PIP fue fundada en 1991 y en 2010 cerró después de que sus implantes fueran retirados del mercado. De hecho, el Gobierno francés ha recomendado que aquellas mujeres que lleven estas prótesis mamarias acudan a sus cirujanos y se los retiren como medida de precaución.
Más del 90 por ciento de las prótesis mamarias fueron vendidas a países latinoamericanos y europeos. PIP llegó a ser la tercera mayor empresa productora del sector y ha vendido alrededor de 300.000 implantes mamarios a más de 60 países.
Las irregularidades detectadas en dichos implantes residen en su composición anómala, si bien las autoridades francesas y expertos sanitarios han reiterado que no existen aparentes riesgos de que aumenten las probabilidades de contraer cáncer. No obstante, se han manifestado inusuales altos índices de desgarros y reventones.
La figura de Mas Florent está rodeada de misterio. Fue interrogado por la Policía en noviembre 2010, pero fue liberado sin cargos. Asimismo, la fábrica donde operaba PIP, situada en el extrarradio de la ciudad de Toulon, en el sur de Francia, continúa siendo propiedad de su socio principal.