Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven agrede a dos chicas por compararle con Harry Potter en Reino Unido

Un joven agrede a dos chicas por compararle con Harry Pottercuatro.com

Ryan Walker, un joven británico de 19 años, agredió a dos menores por haberle comparado con Harry Potter. El propio agresor calificó sus actos de monstruosos, después de rajarle la cara a Lea Pearce, de 16 años, y estamparle la cara repetidamente contra una valla a Emma Keeble, de 15 años. Walker ahora tendrá que hacer frente a la condena de cuatro años y medio de prisión que le ha impuesto el juzgado de Southampton, Reino Unido.

Ryan Walker agredió físicamente a dos jovenes por compararle con el personaje de ficción Harry Potter. El agresor rajó con un cuchillo de cocina la cara de Leah Pearce, de 16 años y le estampó la cara en repetidas ocasiones contra una valla a Emma Keeble, de 15 años. El juzgado de Southampton ha sentenciado al joven con una pena de prisión de cuatro años y medio, según recoge el diario británico Mirror.
El joven de 19 años volvía al piso de sus padres tras haber hecho la compra, cuando se cruzó con Emma Keeble y Leah Pearce. Las chicas comenzaron a acosarle verbalmente diciendo que era muy parecido a Harry Potter, algo que no sentó bien al joven que volvió a donde estaban las chicas y les lanzó agua de una botella, para después volver a su casa a por un cuchillo de cocina.
El joven se dirigió hacia un parque sabiendo que las chicas le seguirían y una vez allí perdió los nervios y comenzó a atacarlas. Primero atacó a Leah Pearce rajándole la cara con el cuchillo y provocándole graves heridas en su rostro, y después fue a por Emma Keeble, a la que le asestó varios puñetazos y patadas para finalmente estamparle reiteradamente su rostro contra una valla del recinto mientras que gritaba "muere, muere".
Tras ser arrestado, el joven realizó una confesión en la que aseguraba que sus actos eran "monstruosos". La defensa del joven intentó argumentar durante el juicio que de pequeño sufría acoso escolar dado que era visto como un chico "endeble". "Finalmente perdió la paciencia. Se pasó y las atacó de una manera horrible, no hay justificación, pero espero que ahora entiendan de donde vino", argumentó la abagoda, aunque finalmente no tuvo efecto alguno en la decisión del magistrado.