Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los irlandeses rechazan, contra todo pronóstico, abolir el Senado

La iniciativa impulsada por el Gobierno para abolir el Senado ha sido inesperadamente derrotada en referéndum por unos 42.500 votos en una consulta marcada por la baja participación, de un 39,17 por ciento. En concreto, el No se ha impuesto con el 51,8 por ciento de los votos, frente al 48,2 por ciento que apoyaba la iniciativa.

De los 1.226.374 votos válidos recogidos, 591.937 fueron a favor de la abolición y 634.437 en contra, mientras que se han contabilizado 14.355 votos nulos, pese a los sondeos que apuntaban a una victoria del Sí, según resultados definitivos y oficiales recogidos por el diario irlandés 'The Irish Times'. El No ha sido especialmente importante en la capital, Dublín, y en Leinster, mientras que en las zonas rurales se ha impuesto mayoritariamente el Sí.
"Al final soy una demócrata y la gente que ha votado, la gente verdaderamente interesada, ha decidido que quieren mantener el Seanad", ha señalado la subdirectora de campaña para este referéndum del gobernante Fine Gael, Regina Doherty. Sin embargo, ha señalado que hay quien no sabía exactamente qué estaba votando. "Tenemos que examinar cómo hemos transmitido la información", ha indicado.
Desde el Fianna Fáil, único partido con representación parlamentaria que apoyó el No, Niall Collins ha destacado que la gente se ha implicado más y más conforme se acercaba la consulta. "Hemos planteado argumentos coherentes que han demolido lo que decían el Fine Gael y el Sinn Fein", ha explicado.
El Gobierno ha defendido la abolición del Senado haciendo hincapié en sus costes --unos 20 millones de euros al año-- y enmarcando su eliminación dentro los ajustes que está realizando el país, que fue rescatado por la UE y el FMI.