Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recuperan 110 cadáveres tras el naufragio en Lampedusa, incluidos cuatro niños

Tragedia en ItaliaReuters

Día de luto oficial en Italia por la tragedia en sus aguas. Una tragedia en la que de momento han fallecido 110 inmigrantes y todavía se buscan los cadáveres de otros 200. Desde todos los ámbitos, muestras de dolor y desconcierto. Un Giorgio Napolitano, afligido, ha instado a la Unión Europea a tomar "decisiones y acciones" sobre el flujo de inmigrantes en las costas italianas. El Papa Francisco habla de "vergüenza". Un periodista italiano ya ha pedido el Nobel de la Paz para los habitantes de Lampedusa.

Según los servicios de guardacostas, de momento han sido recuperados los cuerpos sin vida de 49 mujeres y cuatro niños. Aparte, decenas de víctimas mortales, posiblemente hasta un centenar, siguen atrapadas en el interior del casco del barco.
El barco se incendió a poca distancia de Lampedusa. Según el diario 'La Repubblica', los inmigrantes habían encendido una hoguera para indicar su posición, pero las llamas se propagaron rápidamente por la cubierta, en la que se estima que había entre 300 y 500 personas.
De momento han sido rescatadas con vida 155 personas, incluidas seis mujeres y dos niños. Dos mujeres embarazadas han sido trasladadas a Palermo, en Sicilia, y otras tres personas se encuentran ingresadas en la propia isla de Lampedusa.
El Gobierno italiano ha decretado un día de luto nacional para este viernes. El presidente de Italia, Giorgio Napolitano, se ha mostrado afligido por la tragedia y ha instado a la Unión Europea a tomar "decisiones y acciones" sobre el flujo de inmigrantes en las costas italianas.
El líder de la formación ultraderechista Lega Nord, Umberto Bossi, ha aprovechado políticamente la tragedia para afirmar que "la responsabilidad moral" de lo sucedido recae en la ministra de Integración, Cecile Kyenge, cuya política "hipócrita y buenista" de "difusión, sin filtros, de mensajes de acogida" ha causado "más víctimas que una guerra".
En respuesta, la ministra (de origen congoleño y víctima, en el pasado, de comentarios racistas de miembros de este partido) ha declarado que las palabras de Bossi son, "sobre todo, una ofensa a las víctimas y a la conciencia de los ciudadanos italianos".
MDSPGL20131003_0005