Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Entre la vida y la muerte", uno de los niños heridos en la escuela de Carolina del Sur

Uno de los dos alumnos que resultaron heridos en un tiroteo en una escuela primaria de la localidad estadounidense de Townville (Carolina del Sur), un niño de seis años, sigue en estado crítico y está debatiéndose "entre la vida y la muerte", según han indicado sus familiares.

Jacob Hall, alumno de la Escuela Primaria de Townville, está "luchando por su vida", ha indicado la familia del pequeño en un comunicado, recogido por la cadena estadounidense NBC. "Por la gran pérdida de sangre, ha sufrido una importante lesión cerebral", ha añadido.
Según el doctor Keith Webb, del hospital infantil en el que se encuentra ingresado el menor, la bala que le hirió le alcanzó la arteria femoral, provocándole una gran pérdida de sangre y una para cardiorrespiratoria.
Hall resultó herido en el tiroteo junto a otro alumno y una profesora, quienes fueron dados de alta después de recibir tratamiento en un centro hospitalario local.
El incidente se inició en torno a las 14.00 (hora local) del miércoles. El tirador, que ya se encuentra bajo custodia de las autoridades, fue identificado como un adolescente, según fuentes policiales citadas por la cadena de televisión CNN.
El coronel Greg Shore, del condado de Anderson, al que pertenece la localidad de Townville, ha asegurado que el padre del autor del tiroteo --identificado como Jeffrey Osborne, de 47 años-- fue hallado muerto de un disparo la noche del miércoles. La vivienda se encuentra a tan solo dos millas de la escuela.
Los niños recibieron sendos disparos en una pierna y en un pie, respectivamente, mientras que la profesora resultó herida en un hombre, según ha indicado el capitán Garland Major, de la oficina del 'sheriff' de Anderson.
La escuela atacada cuenta con más de 280 alumnos que van desde el nivel de guardería hasta sexto curso. Los estudiantes han sido evacuados tras el tiroteo a una iglesia cercana, informa la cadena Fox News.