Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro inhabilita a Capriles para ejercer cargos públicos en los próximos 15 años

Bajo la bandera venezolana, la marea opositora pone en jaque al Gobierno. Piden la destitución de varios magistrados del Tribunal Supremo por haberse adjudicado los poderes de la Asamblea temporalmente; una exigencia convertida en guerrilla callejera. Con una víctima mortal, un joven de 19 años, y el líder de la oposición Henrique Capriles denunciando que el Gobierno le ha inhabilitado 15 años, se ha endurecido el ‘nosotros contra ellos’ y la capital se ha llenado de gas lacrimógeno. Múltiples heridos y treinta detenidos entre barricada y barricada, con los chavistas al otro lado, concentrados a favor de la Constitución.

En medio del caos, el presidente parece estar, no obstante, en otra dimensión. “Caracas ahora está en absoluta paz y tranquilidad”, ha dicho. Una calma que no encontramos ni en la Asamblea Nacional. “Ustedes son unos golpistas. Ustedes son unos traidores a la patria”, afirman algunos diputados, mostrando su rabia.