Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nicolás Maduro lanza un mensaje de amor mientras las protestas crecen en Venezuela

La Semana Santa de Nicolás Maduro arrancó sobre un columpio. Con su mujer al lado, el presidente de Venezuela habló de amor. Pero el mensaje no ha funcionado. Maduro lo comprobó en un desfile al sur del país, donde empezaron a lloverle huevos. En los días siguientes, continuaron las protestas. Esta ola y movilizaciones empezaron hace dos semanas, cuando el tribunal supremo amagó con quitarle competencias a la asamblea nacional. Según la oposición, en este tiempo seis personas han muerto en los altercados. Maduro se preguntó qué pasaría si hubiera protestas parecidas por ejemplo en la semana santa de España. En estos días han sido detenidas 117 personas, pero las protestas no paran. Para este miércoles hay convocada la mayor marcha de los últimos años.