Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobierno japonés reconoce en televisión la muerte del rehén

Durante horas, las autoridades japonesas han tratado de verificar el contenido del vídeo del Estado Islámico. Esta mañana, en televisión, y ante la imagen del rehén aún vivo con una foto de su compañero degollado, el primer ministro Shinzo Abe admitía su veracidad. En la grabación, se escucha la voz del cautivo señalando al primer ministro. En nombre de los yihadistas, anuncia un cambio en las condiciones para salvar su vida. Ahora, en vez de 200 millones, el Estado Islámico exige la liberación de una terrorista jordana. La sociedad japonesa, que lleva toda la semana conmocionada, trata de asimilar esta muerte, la primera de un compatriota a manos del Estado islámico.