Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobernador de Veracruz acusa a su antecesor de aplicar falsas quimioterapias a niños enfermos de cáncer

El gobernador del estado mexicano de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, ha acusado a su antecesor en el cargo, Javier Duarte, quien está fugado desde que se abrió una investigación en su contra por enriquecimiento ilícito y malversación de fondos, de haber aplicado falsas quimioterapias a niños enfermos de cáncer durante su mandato.
En una rueda de prensa, recogida por diferentes medios mexicanos, Yunes Linares ha explicado que según los resultados de un laboratorio "el medicamento que se administraba a niños" diagnosticados con cáncer "no era realmente un medicamento" sino un compuesto sin componentes activos, "agua prácticamente destilada".
El gobernador estatal ha explicado que esta medida fue adoptada debido a una insuficiencia en los presupuestos y por causa de los desvíos de recursos.
Según las cifras de la Secretaría de Salud recogidas por la revista mexicana 'Proceso', una de cada diez muertes por cáncer en México tienen lugar en el estado de Veracruz.
Yunes Linares ha acusado a Duarte de haber cometido un "atentado" contra la vida de los menores y de los enfermos de cáncer y ha advertido de que una vez concluidos los análisis, presentará querellas penales contra el exgobernador.
En noviembre, la Procuraduría General de la República (PGR) congeló 112 cuentas bancarias pertenecientes a Duarte y le incautó cinco empresas y cuatro propiedades relacionadas con su entorno cercano, para intentar que el prófugo no utilice los recursos obtenidos presuntamente de manera ilícita.
A mediados de octubre, la Fiscalía de México emitió una orden de detención contra Duarte, investigado por tres delitos, entre ellos los de enriquecimiento ilícito y malversación de fondos.
Desde entonces, las autoridades no han dado aún con el paradero del exgobernador. La Fiscalía ha solicitado asistencia jurídica a los Gobiernos de Estados Unidos, España y Costa Rica para obtener información de los inmuebles de que dispone, así como de sus cuentas bancarias y empresas en el exterior.