Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobernador de Táchira eleva a 18 los muertos en las protestas opositoras en Venezuela

El gobernador del estado venezolano de Táchira, el 'chavista' José Vielma Mora, ha anunciado este miércoles que un joven murió el martes a causa de un disparo de bala en el marco de las protestas opositoras de los últimos días contra el Gobierno de Nicolás Maduro para exigir una salida democrática a la crisis que sufre el país.
En una rueda de prensa para dar el balance de víctimas por las marchas antigubernamentales, Vielma Mora ha contado que "ayer (martes) falleció de un disparo en el estómago el ciudadano Efraín Cierra Quintero, de 28 años, quién se desplazaba desde su casa hasta su área de trabajo", según informa Noticias 24.
Esta muerte eleva a 18 los fallecidos por la violencia en las movilizaciones contra Maduro, entre los que el Ministerio Público cuenta a once muertos en los saqueos de El Valle, que sumarían un total de 29. Además, cerca de 1.300 personas han sido detenidas.
La tensión política en Venezuela alcanzó un nuevo pico el pasado marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despojó de sus poderes a la Asamblea Nacional --controlada por la oposición desde 2016-- y dejó sin inmunidad parlamentaria a los diputados.
El Gobierno de Maduro ordenó dar marcha atrás en ambas decisiones, algo que el TSJ cumplió, pero la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA) consideran que se ha producido una "ruptura del orden constitucional" que requiere elecciones anticipadas.
Desde entonces, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) no ha dejado de convocar manifestaciones multitudinarias que han acabado en duros enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. El Gobierno y la coalición opositora achacan la violencia a grupos de civiles que se acusan mutuamente de armar.